Esqueleto Humano Bookmark and Share

Esqueleto Humano

El esqueleto humano es un conjunto de huesos organizados y unidos mediante articulaciones que le dan sostén a nuestro cuerpo, nos permite mantenernos erguidos y sirve de protección a los órganos internos (pulmones, corazón, etc.).

El esqueleto no es un tejido muerto; por el contrario, vive y se renueva a una velocidad considerable, aunque imperceptible. Constituye una estructura duradera, que permanece después de la muerte, debido a que los compuestos de calcio y fósforo son difíciles de degradar. Como el resto de los tejidos, contiene nervios y vasos sanguíneos.

El esqueleto de un ser humano adulto tiene, aproximadamente, 206 huesos, sin contar las piezas dentarias, los huesos suturales o wormianos (supernumerarios del cráneo) y los huesos sesamoideos. El esqueleto humano participa con el 12 por ciento del peso total del cuerpo, así una persona que pesa 75 kilogramos, 9 kilogramos de ellos son por su esqueleto.

El conjunto organizado de huesos -u órganos esqueléticos- conforma el sistema esquelético, el cual concurre con otros sistemas orgánicos (sistema nervioso, sistema articular y sistema muscular) para formar el aparato locomotor.

Uno de los esquemas para el estudio del esqueleto humano, lo divide en dos partes:

  • El esqueleto axial (80 huesos aproximadamente), que son los huesos situados a la línea media o eje, y ellos soportan el peso del cuerpo como la columna vertebral. Se encargan principalmente de proteger los órganos internos.
  • El esqueleto apendicular (126 huesos), que son el resto de los huesos pertenecientes a las partes anexas a la línea media (apéndices); concretamente, los pares de extremidades y sus respectivas cinturas, y ellos son los que realizan mayores movimientos como la muñeca...

Aquí se listan algunas enfermedades que afectan el sistema esquelético: Fractura (medicina), Osteomielitis y Osteonecrosis, Cáncer óseo primario y Osteosarcoma, Osteomalacia y Raquitismo, Osteoporosis y Osteopetrosis, Osteogénesis imperfecta, Acromegalia, Acondroplasia y enanismo, Saturnismo y toxicidad de metales pesados, Siringomieliay Escoliosis

El hueso más corto del esqueleto humano se encuentra en el oído y se llama Estribo. El más largo es el Fémur, ubicado en el muslo. Aunque los huesos son duros por fuera, su interior es liviano y esponjoso, cualidades que les otorgan el calcio (su principal componente), el fósforo y el colágeno que los forman.

Los huesos dejan de crecer entre los 18 y 21 años de edad, etapa en la cual se han osificado o endurecido totalmente. Es importante cuidar nuestro sistema óseo, pues está propenso a sufrir dolencias y enfermedades desde fracturas, hasta el temido cáncer de huesos conocido como osteoporosis.